Ultimátum

Oro

September 23, 2014

«Les sorprende mucho conocer que el oro, algo tan inútil en sí mismo,
sea por doquier estimado en tal grado, que incluso se estime
en menos a los hombres para quienes fue hecho y para
los cuales posee su valor».

Tomás Moro (1478-1535)

(Tomado de El oro, historia de una obsesión, de Peter L. Berstein)

Dicen que los conquistadores españoles abrieron camino en estas tierras, ávidos de encontrar el tesoro del que hablaba la leyenda de El Dorado. Desde entonces y hasta hoy, el valorado metal ha formado parte de la vida política y económica de Colombia. No en vano nos preciamos de tener uno de los museos de orfebrería más maravillosos. Sin embargo, la economía política alrededor de la explotación aurífera ha sido disímil en cada etapa de la historia y se ha transformado de manera considerable en las últimas décadas. Convertido en valor de reserva y refugio financiero en tiempos de crisis, la fuerte demanda de oro de los últimos diez años ha empujado los precios al alza, incrementando su rentabilidad de modo exorbitante.

Atraídos por el negocio, grandes, medianos y pequeños inversionistas se han hecho con títulos mineros para explorar y explotar el mineral, o para comercializar sus proyectos en el mercado bursátil. Pequeños mineros y mineros artesanales, que tradicionalmente han combinado esta actividad estacionaria con otras labores agrícolas y pecuarias, se vuelcan hacia la actividad de extracción y migran en busca de los lugares más apetecidos. Medianos mineros, muchos sin título, adquieren maquinaria para extraer rápidamente y aprovechar la buena coyuntura de precios. Los métodos son diversos. Hay perspectivas en Santander y Tolima para proyectos de gran escala que aún están en la etapa de exploración y que plantean la posibilidad de una minería masiva o a cielo abierto, pero en el Chocó y en el Valle del Cauca persisten los barequeros que conviven con las grandes dragas y retroexcavadoras de esos medianos mineros. Se rumora que buena parte de estos últimos están infiltrados, son financiados o extorsionados por grupos armados ilegales.

A este panorama, que no puede ser más complejo, se suman los dilemas sociales y ambientales que plantea la minería aurífera. Las movilizaciones en contra del proyecto minero de Angostura (Santander) en 2011 pusieron en el debate público serios cuestionamientos a los impactos ambientales de la minería masiva del oro, que han traído como consecuencia la declaratoria del parque natural regional y luego la delimitación del páramo de Santurbán para excluir esta actividad de extracción de su territorio. En el Tolima existen fuertes tensiones alrededor del proyecto La Colosa, de Anglo Gold Ashanti, en fase de exploración. Campesinos y grandes agricultores se inquietan por los efectos que la mina pueda tener  sobre el agua, e incluso en el municipio de Piedras los resultados de una consulta popular expresan el desacuerdo de la población con el uso de su territorio para actividades relacionadas con la extracción, como la planta de beneficio metalúrgico.

Con todo, la minería es también fuente de empleo de muchas familias que, como se demostró en el paro del 2013, se niegan a ser catalogadas como ilegales o criminales y exigen que el Estado les brinde soluciones. Así las cosas, una nueva política pública de formalización se ha abierto camino y resta ver sus resultados, porque más allá de los títulos mineros, el reto es lograr que este tipo de minería sea sostenible respetuosa del medio ambiente, socialmente responsable y competitiva.

En medio de estos debates, la revista Zero propone este especial sobre oro en el que, a partir de una entrevista, tres artículos sobre temas de gran relevancia coyuntural y una reseña bibliográfica, se intenta aportar algunos insumos de reflexión.


 

Ana Carolina González

 

 

 

 

Ana Carolina González E.
Ph.D. en Ciencia Política de SciencesPo
Coordinadora de la Línea de Investigación en Recursos Minero-Energéticos
Observatorio de Políticas, Ejecución y Resultados de la Administración Pública (Opera) (CIPE)
ana.gonzalez@uexternado.edu.co

Revista Zero Impresa Edición 32
Primer semestre de 2014
ISSN electrónico: 2344-8431
ISSN impreso: 2344-8431

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply